Lamenta rector de la UAEH clima enrarecido por campañas políticas

Inauguro Adolfo Pontigo Loyola cuarto coloquio sobre enseñanza de matemática y física


José Hernández

Pachuca de Soto, Hidalgo.- La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), a través de la Escuela Preparatoria Número 1, efectuó el cuarto coloquio de actualización en la enseñanza de la matemática y la física, a fin de brindar técnicas y herramientas pedagógicas y académicas a los profesionales que imparten asignaturas relacionadas a estas ramas del conocimiento, de forma que faciliten el aprendizaje de las ciencias duras en los alumnos de nivel bachillerato.

En la ceremonia inaugural, el rector de la máxima casa de estudios de la entidad, Adolfo Pontigo Loyola, afirmó que esta actividad cobra gran relevancia en medio del ambiente enrarecido que atraviesa el estado de Hidalgo y el país en general, toda vez que durante el periodo de campañas políticas del actual proceso electoral, se han cometido crímenes y ataques por expresar la voluntad de manera distinta.

Derivado de ello, declaró enfático que “eventos como estos, son un oasis de esperanza para la educación, que es un mecanismo indispensable para cambiar el mundo”.

Acto seguido, después de considerar “lamentable que sucedan cosas por intolerancia”, Pontigo Loyola hizo una clara alusión a la política migratoria de separar a los pequeños inmigrantes de sus padres, al reprobar que adicionalmente exista un ambiente de autoritarismo, intolerancia y anarquía, “donde ni siquiera los niños tienen garantías fundamentales por el absurdo del pensamiento de quienes detentan el poder”.

Resaltó, asimismo, que “sin la educación es difícil que podamos entender que hay cosas más importantes que un balón, cuando hay niños que no pueden estar cerca de sus padres, cuando cualquiera de nosotros puede ver coartada su libertad de expresión para decir ‘no creo en lo que están haciendo y creo que las cosas se pueden hacer mejor”.

Agregó el rector que ante esos escenarios, es preciso infundir el entusiasmo por las matemáticas y la física entre la juventud, sobre todo en su etapa de preparatoria, donde se comienza a sembrar lo que será posteriormente una formación especializada. “De ahí la importancia del fortalecimiento de las aptitudes para la enseñanza de estas ciencias”, apuntó.

Tras el desencanto por las disciplinas científicas durante el siglo XX, derivado de los abusos de quienes se valieron de ellas con fines políticos deshumanizantes, señaló que es necesario reconciliarse con el rigor e investigación de las llamadas ciencias duras. “La matemática y la física son mal llamadas duras porque en ellas quedan depositadas las verdades más importantes que poseemos como humanidad, a fin de comprender nuestra existencia, nuestra relación con la naturaleza y otros seres que junto a nosotros la habitan”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *