La posición al dormir revela que tan buena es su relación

Expertos revelan que la posición al dormir puede ser una forma pasiva-agresiva de decir: “No confío en ti”, “Estoy enojado” o “Te adoro con todo el alma”.


Por Arturo G. Lazcano

De acuerdo con expertos el subconsciente controla la forma en que duermes con tu pareja, por tanto el lenguaje corporal podría revelar el estado de su relación, que no necesariamente son revelados cuando estamos despiertos.

Por ello a continuación te presentamos un estudio realizado con base en el lenguaje corporal, que podría ayudarte a descubrir aspectos en tu relación de pareja.

Con tu cabeza sobre su pecho o brazo: Una posición que acerque ambas cabezas es un gran indicador de confianza y amor. Cuando tu pareja se duerme de espaldas y tu cabeza cae en su hombre o brazo, él se deja ver vulnerable, pero no se va a dormir sin la sensación de protegerte.

Cuando tu adoptas una posición fetal, quiere decir que dependes más de él de lo que crees. Y por último, si tu cabeza está en su pecho, significa que buscas la forma de tomar tus propias decisiones.

Abrazo: Cuando duermen de frente, inconscientemente se están diciendo que no pueden alejarse el uno del otro ni por 5 minutos. Si tu pareja de repente se voltea hacia ti, es posible que se sienta solo y busque un poco más de intimidad.

Tú eres la pequeña cuchara: En esta posición, tu pareja es el que te abraza de una forma íntima y segura. Ya que incluye mucho contacto sexual, ésta posición es muy vulnerable y erótica. Al mismo tiempo de decir ‘confío en ti’, también dice ‘te deseo’.

Tu eres la cuchara grande: Esta posición transmite confianza, pero en ocasiones una pequeña dosis de sobreprotección y posesión.

Cucharita con una pequeña distancia: Las parejas nuevas buscan mucho contacto físico en la cama, pero entre pasa el tiempo, es común buscar otras más cómodas posiciones para dormir, como la cucharita con distancia. Esta posición no es tan erótica, pero transmite más confianza y muchísimo compromiso.

Piernas entrelazadas: Cuando duermen con los brazos o piernas entrelazadas (o ambos), es una señal de que no se cansan de estar juntos, incluso al dormir. Quiere decir que sus vidas están entrelazadas y funcionan perfectamente como un buen equipo.

De panza: Dado que esta posición protege la parte frontal de tu cuerpo, es una señal de ansiedad, vulnerabilidad y falta de confianza sexual. A menos de que tengan problemas con el cuello, las personas utilizan esta posición porque no quieren expresar sus sentimientos. Si este es el caso de tu pareja, búscalo e intenta abrazarlo para crear una conexión.

De lado pero tocándose: Esta posición es para las parejas que aprecian su propio espacio pero que están en el mismo lugar. Quieren ser independientes, pero al mismo tiempo seguir unidos.

Solo tocan los pies: Los pies son la parte más honesta de nuestro cuerpo ya que son controlados principalmente por nuestro inconsciente. Si sus pies son la única parte de su cuerpo que se toca, quiere decir que buscan una conexión emocional y, tal vez, sexual.

En lados opuestos de la cama: Esto quiere decir que eres independiente o tienes un gran deseo de estar más separada de él. Si usualmente duermen muy pegaditos, esta posición podría ser una señal de alarma. Y no estreses, esta posición no siempre es mala, a veces podría ser el resultado de los ronquidos o mucho movimiento en la cama, sólo en ciertas ocasiones puede conllevar un distanciamiento entre pareja.

A diferentes distancias con la cabecera: Las personas que duermen con la cabeza cerca de la cabecera son usualmente personas dominantes y con mucha confianza. Aquellos que alejan mucho la cabeza de la cabecera son más sumisos y tienen un mal autoestima. Una pareja balanceada dormirá con la cabeza nivelada, así podrán saber que están siempre en la misma página.

 Agencias

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *