Foto Venezuela “en llamas” gana primer premio del World Press Photo 2018

La imagen recompensada con el premio, el principal del prestigioso World Press Photo, se tomó el año pasado durante los violentos enfrentamientos entre la policía y opositores al gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro


Por AGL

Amsterdam 13 Abr.- El fotógrafo de la AFP Ronaldo Schemidt ganó ayer jueves el premio a la foto del año del World Press Photo 2018 por una espectacular imagen de las protestas en Caracas que, en palabras del jurado, simboliza un país “en llamas”.

La imagen recompensada con el premio, el principal del prestigioso World Press Photo, se tomó el año pasado durante los violentos enfrentamientos entre la policía y opositores al gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

El jurado afirmó haberla elegido porque “desencadena una emoción instantánea”.

Schemidt,  trabaja para la AFP en México y fue enviado a su Venezuela natal para cubrir las manifestaciones que sacudieron al país en 2017. El 3 de mayo, vio a unos manifestantes emprenderla con una moto de la policía, cuyo depósito explotó de pronto ante el rostro de José Víctor Salazar Balza, de 28 años.

“Sentí el fuego y reaccioné automáticamente. Levanté la cámara y empecé a hacer fotos de una explosión en la cual yo todavía no sabía qué pasaba hasta unos segundos después”, contó Ronaldo Schemidt a la AFP.

En la foto premiada se ve al manifestante con una máscara de gas y corriendo con el cuerpo envuelto en llamas. Según los organizadores del premio, el joven sufrió quemaduras de primer y segundo grado, pero sobrevivió.

 

“Me impresionó mucho la escena. Fue sorpresivo para mí porque no sabía que iba a tener toda la secuencia de fotos”, reconoció el fotógrafo.

El premio se entregó este jueves durante una ceremonia en Ámsterdam.

Venezuela “en llamas” 

El premio es un reconocimiento agridulce para el fotógrafo venezolano, de 46 años, quien salió de su país hace 18 años y cuya familia actualmente sufre la carestía de productos básicos y la hiperinflación provocadas por la crisis en Venezuela.

La violencia vinculada a las manifestaciones entre abril y julio de 2017 dejó 125 muertos.

Al aceptar el premio, Schemidt dedicó la foto a su familia y “a toda la gente de Venezuela”.

“La foto del año debe contar un acontecimiento”, declaró la presidenta del jurado, la directora de fotografía de la revista Geo France, Magdalena Herrera. “También debe plantear preguntas”.

“Esta es una fotografía clásica, pero tiene una energía y una dinámica instantáneas”, apuntó Herrera. Hay “colores, movimiento y tiene una composición muy buena”.

“Es bastante simbólico”, explicó una de las siete miembros del jurado, Whitney C. Johnson, directora adjunta de fotografía de National Geographic. “El hombre lleva una máscara sobre el rostro. Es como si no se representara solo a sí mismo, o a sí mismo ardiendo, sino la idea de una Venezuela en llamas”.

“Es una fotografía inmensamente poderosa y no es fácil de tomar”, elogió en declaraciones a la AFP el director del World Press Photo, Lars Boering, tras la ceremonia.

 

Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *