Discriminación, problema nacional prioritario: Sánchez Cordero

Sánchez Cordero manifestó que entre los más grandes y complejos retos nacionales, se encuentra la persistente discriminación


México, 25 mar.- La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, precisó que la discriminación no es un asunto secundario en México, se trata de un problema nacional prioritario que requiere de una estrategia sostenida y concertada, y de ahí la transversalidad hacia el Plan Nacional de Desarrollo.

Durante la presentación de la plataforma en línea del Sistema Nacional de Información sobre Discriminación 2017, en el que participaron la Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), y la Asociación para la Atención y Defensa del Niño y Adolescente Diabético de Sevilla (Anadis), Sánchez Cordero manifestó que entre los más grandes y complejos retos nacionales, se encuentra la persistente discriminación.

“La discriminación y la desigualdad son prioridades nacionales, no sólo por las consecuencias directas en la anulación de los derechos y de las oportunidades para millones de personas, sino por los impactos negativos que implican para toda la sociedad en general en detrimento de la ciudadanía, de la convivencia demócrata y del desarrollo del país”, aseguró.

Ante el subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población, Alejandro Encinas, y el presidente de la CNDH Luis Raúl González Pérez, entre otras personalidades, Sánchez Cordero, refirió que para todos los mexicanos debería ser una prioridad prevenir y combatir la discriminación mediante políticas públicas efectivas que reduzcan las enormes brechas, obstáculos que enfrentan los grupos excluidos, para que nadie se quede atrás.

“El siguiente paso es articular y consolidar la acción del Estado frente a este problema complejo y de gran magnitud, para lo cual se lleva a cabo un importante esfuerzo intersectorial de consulta para lograrlo”, dijo.

Agregó que el derecho a la igualdad y no discriminación debe ser un elemento rector en cada una de las políticas públicas, es decir, guiadas con la obligación de respetar el derecho a no ser discriminado.

“Los datos recientes, por poner un caso, la inclusión de criterios antidiscriminatorios en el Presupuesto de Egresos de la Federación (2019), y la paridad de género en el Congreso, no son suficientes”, enfatizó

Reiteró que necesitamos sentar las bases para obtener mayores avances, con políticas que se acompañan entre sí y multipliquen los efectos positivos de la disminución de brechas específicas en el ejercicio de los derechos humanos.

“Estamos trabajando en el cambio fundamental que México necesita en todas las esferas sociales para igualar el piso de oportunidades y construir una sociedad que siga el principio de todos los derechos: ‘Todos los derechos para todas las personas’.

“Ya hemos empezado a dialogar con otros sectores importantes, por ejemplo, con los sectores salud, de educación, del trabajo, y de seguridad social, entre otros, para poner en marcha una estrategia nacional contra la discriminación y por la igualdad”, expuso.

Dijo que se trata de identificar, prevenir y eliminar prácticas discriminatorias, así como para diseñar medidas de igualdad con enfoque diferenciado y pertinencia

Afirmó que esta estrategia va a tener efectos a corto y mediano plazo sobre las prácticas discriminatorias, que se van a notar en las dependencias de gobierno, en el sector privado, en las escuelas, y en la familia.

Discriminación, acto de violencia que hay que combatir, señala ombudsman

La discriminación es por sí misma un acto de violencia, porque supone conductas de desprecio y crea estigmas que favorecen desventajas inmerecidas, por lo que es indispensable combatirla con información y acciones concretas.

Así lo señaló el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, durante la presentación del Prontuario de Resultados de la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017, y del Sistema Nacional de Información sobre Discriminación (Sindis).

En el acto, el ombudsman aseguró que en la búsqueda de mecanismos y acciones concretas para hacer frente a la discriminación, la CNDH, en coordinación con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), realizaron la Tercera Encuesta Nacional Sobre Discriminación (Enadis 2017).

Como resultado de este esfuerzo, este lunes se presentó el Prontuario de Resultados de la citada encuesta, así como el Sindis, que consiste en un programa que facilitará conocer la infinidad de datos contenidos en la encuesta.

Ambos instrumentos, explicó, brindan información importante, objetiva, histórica, verificable, en materia de discriminación, para hacer un seguimiento al avance en el cumplimiento del derecho a la igualdad y la no discriminación en México.

De esta manera, se podrán ir midiendo los avances para ir viendo cómo vamos en el país, tomando las políticas públicas adecuadas.

 

Con información de Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *