Congreso de Hidalgo aprueba incluir inteligencia emocional en educación básica

La iniciativa fue presentada por el diputado morenista José Luis Muñoz Soto, quien fundamentó su propuesta al señalar que su objetivo es que en la educación básica se imparta en los diversos municipios de la entidad cuente con espacio y personal especializado donde se promueva la inteligencia emocional


Pachuca, Hidalgo.- La Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales del Congreso del Estado de Hidalgo aprobó la iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma la legislación de la entidad para que la educación básica que se imparta en el estado y sus municipios incluya la promoción de actitudes para el correcto desarrollo de la inteligencia emocional. El proyecto de dictamen está listo para ser presentado, discutido y, en su caso, aprobado por el pleno del Congreso en el próximo periodo ordinario de sesiones.

La iniciativa fue presentada por el diputado morenista José Luis Muñoz Soto, quien fundamentó su propuesta al señalar que su objetivo es que en la educación básica se imparta en los diversos municipios de la entidad cuente con espacio y personal especializado donde se promueva la inteligencia emocional para que de manera gradual disminuyan los datos estadísticos con padecimientos psicológicos y mentales y como segundo punto se desarrollen campañas de detección temprana de enfermedades mentales, con participación de las secretarías de Salud y Educación.

El legislador agregó durante la presentación de los considerandos de la iniciativa que se debe considerar en la reglamentación la instrumentación de actividades que permitan el desarrollo de la inteligencia emocional y no solo la detección de padecimientos, por lo que es necesario establecer en la ley actividades en las que profesores, directivos y padres de familia intervienen en el proceso educativo, desarrollan herramientas para poder transmitir conocimientos necesarios en las etapas de la niñez y adolescencia.

Es de gran importancia, dijo Muñoz Soto, incluir la inteligencia emocional como asignatura necesaria en el nivel básico, porque se trata de un complemento necesario que no solamente garantiza el bienestar personal, sino que hace menos probable que una persona se implique en comportamientos de riesgo como conflictos, violencia, estrés, depresión o consumo de drogas.

La competencia (o inteligencia) emocional, detalló el legislador, fue definida por especialistas de la Universidad de Yale como la capacidad de sentir, entender, controlar y modificar estados anímicos, y propios y ajenos, y comprende capacidades básicas como la perfección y canalización de la propia emoción o la comprensión de los sentimientos de los demás.

Investigaciones han comprobado –agregó– que una forma de reducir los niveles de violencia, aumentar el altruismo, incrementar el rendimiento económico y prevenir problemas de salud requieren de la puesta en práctica del aprendizaje emocional y social; en el sistema actual de educación se ha dado prioridad a contenidos de pensamiento lógico-matemático aun cuando estudios demuestran que aprender a tratar emociones es de suma importancia durante las primeras etapas de la enseñanza básica, resaltó Muñoz Soto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *