Confirma TEPJF triunfo de Martha Erika Alonso en gobierno de Puebla

La Sala Superior desechó el proyecto al considerar que la violencia, robo y destrucción de urnas en 59 casillas, robo de cuatro urnas y 800 boletas encontradas en una camioneta volcada fueron irregularidades


 

Por Arturo G. Lazcano

México, 9 Dic .- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) validó la elección de gobernador en Puebla y confirmó la constancia de mayoría a la candidata ganadora Martha Erika Alonso.

Determinó, por votación dividida, que no hubo falta de certeza en la elección celebrada el 1 de julio, por lo que no procede la anulación.

Así el Pleno de la Sala Superior confirmó el triunfo de Martha Erika Alonso, postulada por la coalición Por Puebla al Frente, quien tomará posesión como gobernadora de Puebla el 14 de diciembre.

En sesión pública, el Pleno de la Sala Superior registró tres votos de José Luis Vargas Valdez, Felipe Fuentes Barrera y Mónica Areli Soto Fregoso en favor del proyecto que planteaba la anulación de la elección y, por ende, revocar la constancia de mayoría a Martha Erika Alonso.

Sin embargo, con cuatro votos en contra de la presidenta del TEPJF, Janine, M. Otálora Malassis, Reyes Rodríguez Mondragón, Felpe de la Mata Pizaña e Indalfer Infante González se determinó no avalar el proyecto que proponía la anulación de la elección elaborado por el magistrado José Luis Vargas Valdez.

La Sala Superior desechó el proyecto al considerar que la violencia, robo y destrucción de urnas en 59 casillas, robo de cuatro urnas y 800 boletas encontradas en una camioneta volcada fueron irregularidades que fueron probadas en el expediente, pero no reúnen los requisitos de determinancia que exige la legislación electoral para anular la elección

Respecto a la violación de la cadena de custodia, en el resguardo de los paquetes electorales, los magistrados de la mayoría señalaron que no hay “evidencia empírica”, “evidencia razonable” de alteración de los paquetes electorales.

Ello, toda vez que en el proyecto que fue rechazado sólo hay “meras posibilidades, hipótesis” y “las pruebas fueron insuficientes para acreditar irregularidades”.

Asimismo, los señalamientos de Morena y de su entonces candidato Miguel Barbosa sobre la presunta comisión de delitos por parte de servidores públicos del gobierno de Puebla, militantes partidistas e integrantes de la campaña de la coalición Por Puebla al Frente fueron considerados infundados.

Lo anterior, al advertir que los actores no probaron la compra de votos, la existencia de un laboratorio electoral y “que las personas ilegalmente detenidas por elementos de seguridad pública de la entidad hayan sido brigadistas de Morena”.

Del mismo modo, que en el robo de cuatro urnas, “no se acredita responsabilidad de algún funcionario estatal”.

Cabe señalar que el pasado 6 de diciembre, en sesión privada, la Sala Superior determinó por unanimidad que “no se actualizaba el impedimento legal para que el magistrado Vargas Valdez conociera de los juicios relacionados con la elección de gobernador de Puebla”.

Los magistrados consideraron que “para tener por acreditada la causa de impedimento era necesario que objetivamente se constate un conflicto de intereses personales, económicos, patrimoniales, entre otros similares, entre el juzgador y las partes, cuestión que en la especie no acontece”.

La Coalición Por Puebla al Frente, los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática presentaron a principios de esta semana ante el TEPJF sendas solicitudes de impedimento.

Ello con el fin de conseguir que el magistrado José Luis Varga se abstuviera de conocer las impugnaciones relacionadas con la solicitud de Morena y su candidato Miguel Barbosa para invalidar la elección de gobernador del estado, celebrada el 1 de julio pasado.

Por su parte, al intervenir en la sesión que se extendió por más de cinco horas, la magistrada presidenta, Janine M. Otálora Malassis, manifestó que lo importante es preservar es el sufragio expresado en las urnas.

En tanto, el magistrado Reyes Rodríguez dijo que si la bodega hubiese sido manipulada, la variación tendría que haber sido en el sentido de aumentar la diferencia entre el primero y el segundo lugar.

Agregó que ambos perdieron votos, ya que Por Puebla al Frente perdió 49 mil 19 votos con el recuento y Juntos Haremos Historia 33 mil 438 votos, de hecho perdió menos votos y mejoró su porcentaje total de votación.

Subrayó que no hay evidencia empírica de alteración de los paquetes electorales, por lo que son meras posibilidades, hipótesis y no hay mayor prueba, no hay evidencia razonable.

A su vez, el magistrado Felipe de la Mata expuso que los actos jurídicos tienen a su favor una presunción de validez que sólo puede destruirse cuando las irregularidades estén plenamente acreditadas.

Coincido en que las pruebas fueron insuficientes para acreditar irregularidades, toda vez que no se probó intervención de funcionarios electorales, compra de votos, ni laboratorio electoral.

El magistrado José Luis Vargas señaló que “esta elección huele mal y prueba de ello son las presiones y amenazas en medios de comunicación y prensa y otros medios de intimidación, de los cuales un servidor y varios de los aquí presentes fuimos sujetos en los últimos días”.

Agregó que ello reforzó su convicción de que “los jueces debemos resolver con plena autonomía sin importar las influencias, factores externos o intereses que intentan aminorarla y sojuzgar”.

El magistrado Felipe Fuentes Barrera subrayó que la diferencia de votos pierde eficacia jurídica al estar comprometida toda la paquetería electoral, pues hubo falta de cuidado del resguardo de paquetes, por lo que “no nos es posible afirmar que prevaleció el principio de certeza”.

Notimex

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *