Bebé vive dos días con bala perdida

Se pensó que una rata la había mordido.


 

CDMX. Una bala perdida cobró ahora la vida de una bebé de 7 meses, quien la madrugada del 17 de febrero tuvo el infortunio de ser el blanco del proyectil luego de que este atravesará el techo de láminas de cartón de su vivienda.

En una nota especial de Excélsior se cuenta la historia de esta pequeña que vivió durante dos días con la bala alojada en su cuerpo, quien empezó a llorar desesperadamente, al revisarla su mamá vio que tenía sangre en el cuello y pensó que una rata la había mordido. De cualquier forma la llevaron al Hospital General de Milpa Alta, en Urgencias la lavaron, le pusieron una gasa y minutos después se la entregaron a sus padres.

Al llegar a su domicilio la pequeña presentó un cuadro de temperatura, por lo que regresaron al hospital, pero al no contar éste con un área de terapia intensiva fue trasladada en ambulancia al Hospital Pediátrico de Legaria.

El martes pasado, después de que habían estabilizado a la menor, informaron a sus padres que tenía una bala alojada en el cuello, la cual había dañado la médula. A pesar de la atención médica la niña murió esa misma noche.

María Guadalupe, la mamá, contó que en su colonia, sobre todo los fines de semana, vecinos acostumbran beber, consumir otras sustancias y en ese estado suelen hacer disparos al aire.

En la CDMX, desde la administración pasada opera el programa Desarme Voluntario, una iniciativa de la entonces Secretaría de Desarrollo Social, Rosa Icela Rodríguez, quien actualmente ocupa la Secretaría de Gobierno de esta capital.

Sin embargo, los casos en las colonias alejadas del centro, la práctica de disparos al aire en momentos de euforia continúan.

Si quieres conocer más del programa, te invitamos a visitar la siguiente página del gobierno.

https://www.sibiso.cdmx.gob.mx/accionesinstitucionales/desarmevoluntario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *