Barcelona derrota al Valencia y se afianza en la cima de La Liga

Valverde sacó casi el mismo once que cayó goleado en Roma, con los únicos cambios de Coutinho por Semedo y el obligado de Paulinho por Rakitic, baja por una fractura en un dedo de una mano


Barcelona.- Un Barcelona en pleno duelo por su inesperada eliminación europea se aferró este sábado a la Liga como consuelo y derrotó (2-1) a un buen Valencia para dar un paso más hacia el título.Al Barcelona le costó algunos minutos entrar en el choque.

Valverde sacó casi el mismo once que cayó goleado en Roma, con los únicos cambios de Coutinho por Semedo y el obligado de Paulinho por Rakitic, baja por una fractura en un dedo de una mano.

El técnico extremeño debió pensar que los mismos que habían enterrado al equipo en el Olímpico romano debían ser los encargados de hacerlo resucitar, pero por momentos pareció que sus hombres fracasarían en su misión.

Y eso que Luis Suárez puso el 1-0 al cuarto de hora, al rematar de primera una asistencia entre líneas de Coutinho. Antes del gol del uruguayo, Jordi Alba había puesto por primera vez a prueba a Neto tras una internada por la banda izquierda.

Pero el Valencia ni se inmutó con el gol y la mejoría del juego local y siguió a lo suyo, llegando con facilidad a la meta azulgrana. Gayá era un puñal por la banda izquierda y Guedes tendría dos ocasiones más antes de los veinte minutos.

En la primera, se encontró de nuevo con Ter Stegen y, en la siguiente, con un pie de Piqué, que desvió su disparo a córner.

Santi Mina cabeceó alto un centro de Gayá y Rodrigo falló otras dos ocasiones claras antes del descanso, una tras un error con los pies de Ter Stegen, que él mismo corrigió volando hacia su escuadra izquierda, y la otra tras un fallo de Piqué en la salida del balón, que acabó con una nueva parada del meta germano.

Rodrigo pudo hacer cambiar el guión del partido al inicio de la segunda parte, en otra contra conducida por Santi Mina, pero Piqué, con Ter Stegen ya superado, sacó el disparo del punta hispano-brasileño.

En la jugada siguiente, Umtiti cabeceó al fondo de la red un saque de esquina y el Barcelona, ya algo más aliviado, empezó a disfrutar del partido.

Pero en pleno domino azulgrana, una absurda entrada dentro del área de Dembélé, que acaba de ingresar en el partido, a Gayá dio vida al Valencia.

Parejo, con la colaboración de Ter Stegen, transformó el penalti a cuatro minutos para llegar al tiempo reglamentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *