Bajo la lluvia, adultos mayores ratifican su confianza a López Obrador

“Vamos también a aumentar la pensión a los adultos mayores al doble de lo que reciben en la actualidad, hay cerca de 50 mil adultos mayores en Colima”, declaró


Por Arturo G. Lazcano

Colima, 16 Oct.- Sin importar la lluvia que imperó este día en la capital de la entidad, personas de la tercera edad esperaban ansiosas la llegada del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para ratificar su confianza y pedirle que no les vaya a fallar.

En los primeros lugares frente a la valla que separaba a la gente del estrado donde López Obrador pronunció su discurso, Manuel González Chacón, de 65 años de edad, dijo “yo estoy aquí porque yo participé en esta revolución ideológica y necesitamos decirle a López Obrador que haga otro tipo de reforma”.

Además en este acto, que se realizó en el parque de la Piedra Lisa, confío, en entrevista, en que “meta ojo en el estado; López Obrador debe hacer justicia y acabar con la corrupción, cuando menos en el estado de Colima”.

Ataviado con un collar de flores color naranja, el presidente electo aseguró que “vamos también a aumentar la pensión a los adultos mayores al doble de lo que reciben en la actualidad, hay cerca de 50 mil adultos mayores en Colima, todos van a recibir este apoyo, ya no mil 160 como les dan ahora cada dos meses, van a ser mil 274 pesos mensuales”.

Desde su llegada a este emblemático parque de la capital, acompañado siempre por el coordinador de la ayudantía, Daniel Asaf, el mandatario electo fue recibido por los adultos mayores y demás sectores de la población colimense que se agolpaban para poder tomarse fotos con él y manifestarle su apoyo.

Previo a este acto, sostuvo una reunión con el gobernador de la entidad, José Ignacio Peralta, en el Palacio de Gobierno de la entidad, donde también lo esperaban varias personas sin importar la lluvia que no cesaba.

Una de las asistentes a las inmediaciones de este recinto fue la Socorro Pérez, quien en silla de ruedas y con un bote de monedas amarrado a uno de los brazos de la silla, se logró hacer camino y colocarse junto a la valla por donde pasaría López Obrador.

Al tenerlo a su lado, la mujer pidió “que me apoye, porque yo vivo con una hermana que tiene cáncer y mi madre que tiene 92 años”, le explicó al próximo titular del Poder Ejecutivo.

“Yo tengo que pedir (dinero) porque no tengo para otra cosa; dijo que sí me va ayudar, con los adultos mayores”, señaló en entrevista con lágrimas en los ojos que reflejaban la esperanza que esas palabras le provocaron.

Antes de su salida a esta entidad, en el aeropuerto de la Ciudad de México, López Obrador compartió silla con María Isela Valdez del colectivo 10 de Marzo, de Reynosa, Tamaulipas, quien también le expresó su confianza.

“Allá, todos en Tamaulipas, están con el presidente electo y tenemos todas las esperanzas en él para que nos puedan ayudar a encontrar a nuestros hijos que están desaparecidos”, aseguró.

“Se lo agradecemos mucho; que Dios le dé mucha salud, que nos lo cuide y que esperamos encontrar a nuestra familia que está desaparecida”, puntualizó.

Notimex

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *