Así recibirán el Año Nuevo en el mundo, con tradiciones fuera de lo común

En Dinamarca romper platos contra la pared de un amigo o familiar, al finalizar la cena tradicional de Nochevieja, no solo fortalecerá la relación, sino que es la mejor forma de expresar los buenos deseos a las personas que se quiere.


 

Por Arturo G. Lazcano

México, 31 Dic . Para las 22:00 horas del 31 de diciembre, algunos países como Estonia, Letonia, Lituania, Finlandia, Chipre, Bulgaria, Grecia, Moldavia, Turquía, entre otros, celebrarán la llegada del Año Nuevo, un 2019 que se espera traiga consigo lo mejor para todos los habitantes del planeta.

A esos países se suman Rumanía, Ucrania, Siria, Líbano, Palestina, Israel, Botswana, República Democrática del Congo, Sudáfrica, Lesoto, Suazilandia, Ruanda, Burundi, Zambia, Zimbabue, Malaui, Egipto y Mozambique.

En el caso de Israel, los judíos consideran que el Año Nuevo comienza desde el mes hebreo de Tishrei, alrededor de los meses de septiembre y octubre, en los cuales, según su creencia, Dios creó al mundo.

El Año Nuevo de los judíos es mejor conocido como “Rosh Hashaná”, mismo que da lugar a un periodo solemne de 10 días de reflexión, que culmina con el Yom Kippur, o el día del perdón, el 4 de octubre.

Los últimos países en festejar el año venidero durante los últimos minutos del 31 de diciembre son: Albania, Andorra, Austria, Bélgica, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Serbia, Kosovo, Francia, Dinamarca, Alemania, España, Hungría, Italia, Suiza, Lichtenstein, Países Bajos, Luxemburgo, Macedonia, Malta y Mónaco.

Para los alemanes, la tradición consiste en brindar en honor a San Silvestre (papa muerto el 31 de diciembre de 335), ello se hace acompañado de petardos y fuegos artificiales que ahuyentan a lo malo para iniciar bien el Año Nuevo.

 

España, al igual que Portugal, celebran con las tradicionales 12 uvas, justo en las últimos segundos del año, donde se piden igual número de deseos que espera se cumplan en el lapso de los próximos 12 meses.

Montenegro, Polonia, Noruega, Suecia, Italia, San Marino, Ciudad del Vaticano, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Argelia, Túnez, Camerún, Chad, República Centroafricana, República del Congo, Guinea Ecuatorial, Gabón, Libia, Benin, Nigeria, Níger, Namibia, y Gibraltar, siguen en la lista.

En Dinamarca, la forma de recibir el Año Nuevo es un tanto ruidosa e incluso peligrosa, ya que la mejor forma de deshacerse de los malos augurios y despedir al año viejo es con la puerta de casa llena de platos rotos.

Según los daneses, romper platos contra la pared de un amigo o familiar, al finalizar la cena tradicional de Nochevieja, no solo fortalecerá la relación, sino que es la mejor forma de expresar los buenos deseos a las personas que se quiere.

Además, en Dinamarca es también señal de buena suerte recibir el Año Nuevo saltando desde una silla a las 12 en punto, de esa manera se cree que mantendrán a los malos espíritus alejados.

Por otra parte, en Escocia, Reino Unido, el fuego se vuelve un elemento fundamental, ya que el origen de muchas de sus tradiciones está en los antiguos ritos de sus antepasados, los vikingos, y hoy en día siguen presentes de forma muy cercana.

Durante la celebración de año nuevo, los escoceses toman una antorcha con una cuerda, en cuyo extremo colocan una bola de fuego la cual ondean al cielo en representación del sol. De este modo, creen que atraerán la purificación del espíritu y la luz que transmite el fuego al año venidero.

En la ciudad de Edimburgo, su capital, la tradición es arraigada, y se le conoce con el nombre de Hogmanay, y el 29 de diciembre, las calles de la ciudad se llenan de gaiteros y ciudadanos portando antorchas.

Para los italianos, los alimentos son indispensables, por lo que existe la costumbre de comer lentejas para celebrar la entrada del año, ello como símbolo de buena suerte y prosperidad.

Entre las muchas costumbres que existen en el país europeo están algunas de las ciudades de Sicilia y Nápoles, donde se lanzan muebles y todo tipo de objetos como platos o vasos viejos por la ventana.

De ese modo, se cree que se liberan de todo lo malo que les ha acontecido durante el año viejo, y se preparan para recibir solo cosas buenas del Año Nuevo.

De acuerdo con el horario de Tiempo Universal Coordinado (UTC por sus siglas en inglés), dónde México se sitúa seis horas por detrás de la Línea Internacional de Cambio de fecha, Reino Unido, Irlanda y Portugal son los siguientes en celebrar el Año Nuevo en punto de las 00:00 horas del 1 de enero.

En el caso de Irlanda, la celebración está vinculada con el amor. Los irlandeses adornan sus casas con ramitas de muérdago, y las jóvenes solteras colocan un pequeño trozo de la planta debajo de su almohada en la víspera de Año Nuevo, ya que de este modo esperan encontrar al amor de su vida.

‎Pero no todo queda en la búsqueda del amor, los irlandeses también acostumbran a golpear todos los muros y puertas de las casas con una barra de pan, con ello, se espera atraer la buena suerte, y se brinda de protección al hogar para que no falte alimento durante todo el año.

Marruecos, Sáhara Occidental, Burkina Faso, Costa de Marfil, Guinea, Guinea-Bissau, Mauritania, Malí, Ghana, Senegal, Gambia, Sierra Leona, Togo, Santo Tomé y Príncipe, Islandia, Groenlandia, y Tristán de Cunha, les siguen.

Tras ellos, Cabo Verde, Brasil, Uruguay, Chile, Argentina, Paraguay, Surinam, Guyana Francesa, San Pedro, y Miquelón, iniciaran sus celebraciones.

El continente americano inicia sus festividades por el Año Nuevo, y en Brasil se busca realizar la celebración cerca del mar, ya que el agua es protagonista en los rituales, en algunos lugares del país carioca, cuando llegan las 12 de la noche los brasileños se visten de blanco y se disponen a saltar sobre las olas de la playa durante siete veces seguidas con el fin de atraer la buena suerte.

Dicha tradición se realiza en honor a Lemanjá, diosa de los océanos, una deidad de origen africano muy venerada en Brasil, mientras que otros depositan ofrendas a la orilla del mar, tal es el caso de flores, velas y alimentos.

Canadá, Bolivia, Guyana, República Dominicana, Barbados, Dominica, Granada, Antigua y Barbuda, Trinidad y Tobago, San Vicente y Las Granadinas, Puerto Rico, Caribe Francés, Caribe Neerlandés, Caribe Británico y Venezuela, continúan en el listado.

Para algunos países de América Latina existen varios rituales, entre ellos la ropa interior de colores rojo y amarillo, con lo cual se espera atraiga la abundancia económica y el amor.

Se considera que lo que debe vestirse debe ser totalmente nuevo, para que con ello vengan más cosas por estrenar todo el año. Las 12 uvas, y salir con una maleta de casa, también son importantes, con la primera se piden una docena de deseos, y en la segunda tradición se busca que haya muchos viajes en los meses venideros.

De los últimos países en celebrar la entrada del Año Nuevo están Estados Unidos, Cuba, Bahamas, Haití, Jamaica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, México, Belice, Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Honduras, las Islas Revillagigedo (México), Pitcairn, Alaska, Polinesia Francesa e Islas Marquesas.

Hawái, Islas Cook, Tahití, Samoa Americana, Niue (Nueva Zelanda), Midway (Estados Unidos), Islas Howland y Baker (ambas de Estados Unidos), serán las últimas en decir ¡Feliz Año Nuevo!

Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *