Ágora: Los contra para el nuevo gobierno

Los problemas de todo inicio de un gobierno de transición


Por Alejandro Álvarez Manilla

Cada seis años México se reinventa. Con los nuevos gobiernos aun sin haber sido de alternancia, la población vive acciones que son como un costal de piedras que se carga en la espalda y que cada vez pesa más.

Con el inicio de la Presidencia de Enrique Peña Nieto, se nos sorprendieron los acuerdos políticos con representantes de partidos que en unos días logro. Esto para llevar a cabo las reformas estructurales que hoy veremos cómo serán desechadas.

Pero de nuevo los mexicanos tendremos otros cambios. Que como los de hace seis años que tanto fueron elogiados, hoy vemos los mismo. Cambios que rechazan una continuidad que afectan a la población.

Como todo Gobierno federal de transición, el actual no está exento de resistencias al cambio. Hoy vivimos esta situación que puede frenar nuestro débil crecimiento económico.

A solo unos días de asumir la Presidencia Andrés Manuel López Obrador, ya tiene conflictos financieros, económicos y políticos.

El financiero los bonos que se emitieron para la construcción del Nueva Aeropuerto de la Ciudad de México, mismos que se buscan comprar a los inversionistas que a una semana aún no se llega a un acuerdo favorable. Esto sobre todo para evitar demandas, que la credibilidad para inversionistas con este hecho esta por el suelo.

En lo económico, le pego a donde le duele al mexicano, en el bolsillo. Por ello ante diversas controversias para evitar que se baje el salario a algunos sectores privilegiados del Estado mexicano. La Suprema Corte de Justicia de la Nación, otorgó una suspensión para que los salarios de los servidores públicos del próximo año no se fijen con la nueva Ley de Remuneraciones para Servidores Públicos. Lo cual afectó, al Jefe del Ejecutivo, ya que su propuesta de gobierno está en tela de juicio, aunque dijo respetara la decisión de la Corte

En lo político, el aval de la elección del pasado 1 de julio en Puebla por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Decisión que ha sido muy cuestionada y provoco que López Obrador vente a Puebla, ya que dijo no tiene caso que me vean junto a Martha Erika Alonso la próxima gobernadora y por ello, aseguro no visitara Puebla, entidad que por cierto tiene un potencial de desarrollo económico que la sitúa dentro de las cinco economías nacionales.

Así a tan solo nueve días en la Presidencia, López Obrador enfrenta conflictos que para nada disminuyen su entereza por seguir adelante. Los errores del Congreso y el desconocimiento de algunos funcionarios del gabinete dan la imagen de este nuevo gobierno. Lo importante es que en esta transición se logren como en todos acuerdos políticos reales, que permitan negociar acciones en bien del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *