Ágora: CDMX en crisis de agua

Alrededor de 10 millones de personas podríamos vivir la primera guerra de agua del siglo XXI


Por Alejandro Álvarez Manilla

Por primera vez la Ciudad de México tiene el corte de servicio de agua más largo por mantenimiento del sistema Cutzamala del 31 de octubre al 3 de noviembre. Y también por primera vez hubo una falla que nos llevará a tener tres días más sin abastecimiento del líquido.

Es la primera vez que la ciudad capital con sus 16 Alcaldías y 12 municipios conurbados del Estado de México tenemos racionamiento de agua. Pero esta falla que nos lleva a tres días más podrá a prueba la capacidad de los citadinos. Esto porque durante el corte anunciado no hubo clases y ocurrió el puente vacacional de muertos. Lapso en el cual salieron a vacacionar a destinos de sol y playa, las actividades laborales comerciales y educativas disminuyeron o se suspendieron.

Ahora de vuelta al movimiento habitual de la ciudad de México, con más de ocho millones de habitantes y unos tres más de población flotante, es decir de quienes viven en lugares del Estado de México y trabajan en la urbe capitalina, que necesitan de los servicios relacionados con agua podríamos ahora si tener una crisis por la falta del líquido.

Las autoridades han hecho el llamado para hacer un uso racional del agua, pero en necesidades diarias como el baño, cocina y aseo personal el consumo es indispensable. Veremos de que estamos hechos los citadinos.

Desde la década de los ochenta no se había presentado un racionamiento en el servicio de agua para la capital del país. Recuerdo ese sistema de aprovisionamiento del líquido con un conducto de alrededor de 10 metros de diámetro que suministra al Valle de México era la mejor obra hidráulica del entonces presidente José López Portillo. Ya que en la cuenca del Lerma se instaló este sistema que se decía era la llave para el oasis capitalino.

Hoy vivimos esa cruel realidad, que falló y nos puede llevar a enfrentar la primera crisis del agua en el siglo XXI. En el otoño del 2018 las áreas verdes se dotan de agua gracias a la lluvia, pero las viviendas podrían tener severa carencia de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *