29 años del Programa Paisano y persisten abusos, extorsiones y mordidas

Se calcula que año retornan a México más de un millón de paisanos que radican en Estados Unidos, de los cuales un porcentaje importante, cerca de 700 mil lo hacen vía terrestre en vehículos propios


Luis Carlos Rodríguez González/The Exodo

El Programa Paisano, instrumentado hace 29 años por el Gobierno Mexicano, ha sido insuficiente para combatir las extorsiones, abusos, “mordidas”, robos y otros delitos por parte de autoridades de los tres niveles de gobierno, así como del crimen organizado, que juntos ven la temporada de fin año como una especie botín de guerra o aguinaldo adicional por los miles de millones de dólares que recaudan ilegalmente o roban descaradamente.

Se calcula que año retornan a México más de un millón de paisanos que radican en Estados Unidos, de los cuales un porcentaje importante, cerca de 700 mil lo hacen vía terrestre en vehículos propios, ello con el fin de traer a sus familiares regalos en esta temporada, pero en los últimos 12 años, está práctica se ha convertido en un auténtico “turismo de aventura o de alto riesgo” por los índices de inseguridad y criminalidad en el país.

Edmundo Ramírez Martínez, especialista en temas migratorios, indicó que cada año retornan a México alrededor de un millón de paisanos que “pagan” o son extorsionados con más de 2 mil millones de pesos, ello por parte de autoridades aduanales, policías federales, estatales y municipales.

“Los mexicanos que regresan cada año a pasar la Navidad, el fin de año y otras festividades en sus pueblos, ingresan al país alrededor de 3 mil millones de dólares en efectivo y regalos cada año em en esta temporada. De los cuales entre 5 y 10 por ciento son entregados en extorsiones desde que cruzan las aduanas hacia México, hasta llegar a su municipio, pueblo o colonia”, expuso en entrevista con The Éxodo.

Destacó que a pesar del “Programa Paisano” ya cumplió 29 años de vigencia y de que se han realizado diversas reformas a la Ley de Migración, los gobiernos federales de todos los colores políticos no han sido capaces de instrumentar un operativo que frene los abusos, extorsiones, “mordidas” y delitos contra los mexicanos que radican en Estados Unidos y que visitan cada año nuestro país.

El ex cónsul en Seattle y ex diputado federal, indicó que en este 2018 nada ha cambiado para cientos de miles de paisanos quienes “desde que cruzan las garitas para adentrarse a México, ya tienen preparado “un apartado o guardadito extra para mordidas, ya que los funcionarios de Aduana México al ver camionetas con placas extranjeras y conducidas por mexicanos de inmediato los detienen y les revisan mercancía, situación legal del vehículo y siempre encuentran motivo para la extorsión”.

Dijo que las extorsiones a paisanos en esta época suma en conjunto casi 2,000 millones de pesos, que se reparte entre agentes aduanales de la Secretaría de Hacienda, funcionarios del SAT, policías federales de caminos, elementos estatales y municipales.

De acuerdo a un sondeo entre paisanos de los estados de Michoacán e Hidalgo que realizó The Exodo que han regresado en este 2018 a pasar la navidad en México, el monto promedio de extorsión que tienen que pagar en cada detención es de entre 500 y 1,000 dólares.

“Ello varía si los paisanos viajamos por tierra o en avión. Si vas en corto a los estados del norte pues te sale más barato. Pero si viajas al centro o sur tienen que pagar más dólares, lo mismo en retenes aduanales que a policías federales, estatales y municipales, expuso Bernardo Mendoza, originario de Peribán, Michoacán y quien vive en Ohio, fue detenido en cuatro ocasiones desde que ingresó a México por la frontera de Reynosa y en cada una pagó en promedio de “mordida” 150 dólares.

Saúl Pedroza, de Ixmiquilpan y quien radica desde hace 15 años en El Paso, Texas, dijo que “un paisano que regresa en su camioneta, cargado de regalos para su familia, es detenido en promedio de 7 a 10 ocasiones en su trayecto desde Ciudad Juárez hasta el estado de Hidalgo, lo cual significa más de 1,000 dólares, es decir alrededor de 20 mil pesos de mordidas”.

Al respecto, un informe del Congreso de San Luis Potosí, indica que desde su creación, en 1989, el Programa Paisano, ha sido insuficiente para salvaguardar la seguridad y derechos de los connacionales durante su ingreso, tránsito, estancia y salida del país.

Desde su creación y hasta la fecha, el Programa Paisano ha funcionado razonablemente bien, a 29 años de su creación, la situación no ha cambiado mucho, pero los “paisanos continúan siendo víctimas de extorsión, robo y abuso de autoridad por parte de autoridades mexicanas, desde militares, agentes policiales de todos los niveles de gobierno e incluso migratorios”, advierte.

El portal de Internet del Instituto Nacional de Migración (INM), señala que el objetivo de esta estrategia es “procurar el respeto de los derechos de los mexicanos que residen en el extranjero y regresan a México de forma temporal, por medio de la coordinación de programas y servicios a los que pueden acceder en los consulados y en las representaciones del INM en Estados Unidos, así como en su ingreso, tránsito y estancia en México y su posterior retorno”.

Al respecto, paisanos que ingresaron por Aduanas como la de Reynosa, exponen que si se pasan de la franquicia de 500 dólares, se tiene que pagar un impuesto extra a la Secretaría de Hacienda, pero también a grupos criminales que prácticamente tienen oficinas y “agentes” aduanales alternos en esa frontera.

Asimismo se ha optado desde hace años por las llamadas “caravanas” de paisanos. No porque les guste ir en fila por las carreteras de México, sino para protegerse del crimen organizado y desorganizada que al igual que policías federales, estatales y municipales ven esta como una “temporada de caza”.

www.theexodo.com

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *